"..."

Glandulas o sacos anales en el Chihuahua. Sintomas, prevencion.

  • Villa del Rey
1

Mantener limpias las glándulas anales, evitará infecciones y procesos muy dolorosos para tu chihuahua.

En este post hablaremos de como prevenir esta enfermedad, de cuales son los síntomas y de su tratamiento.

Pero, ¿que son y para que sirven estas glándulas en tu chihuahua?

Las glándulas anales son dos pequeños sacos ubicados a ambos lados del ano y cuya principal función es la de lubricar, facilitando el paso de las heces. Estas glándulas están conectadas al ano a través de un conducto de drenaje que segrega una sustancia acuosa y maloliente.

Las glándulas, con el paso de los días se van llenando de este liquido amarillento o marrón y si no se drenan por si solas, o de manera manual, se llenan hasta reventar.

¿Que síntomas tiene tu chihuahua cuando el drenaje de las glándulas no está funcionando de manera natural?

Lo primero que hará tu chihuahua será arrastrar el ano por el suelo, desplazándose de un lado para otro con claros síntomas de molestia.

Puede que gire sobre si mismo, como si quisiera morderse la cola, pero en este caso no será por el típico juego...

Algunos dejan de comer, otros se aíslan y prácticamente todos, defecan con dificultad y dolor.

Si lo has cogido a tiempo, bastará con limpiarle las glándulas o sacos anales para que tu chihuahua vuelva a ser el mismo de siempre.

Y, ¿si las glándulas están completamente llenas e inflamadas y empiezan a supurar?

En ese caso lo normal es que el saco se rompa y se infecte. Pero no te alarmes en exceso, porque la ruptura de un saco anal tiene una solución bastante sencilla,  tan solo requiere de limpieza y desinfección, con alguna crema o producto que el veterinario te recete y probablemente, no siempre,  con algún antibiótico. 


IMAGEN

Inflamación de la glandula anal


IMAGEN:

Ruptura del saco anal



PREVENCION:

Para no tener que pasar por este pequeño calvario y ver como tu chihuahua sufre, es necesario prevenir esta enfermedad.

Para ello, bastará con que al menos una vez al mes, vacíes de manera manual los sacos o glándulas anales de tu chihuahua.

El procedimiento es sencillo, debes de apretar con la yema de tus dedos (pulgar e indice) a ambos lados del ano, con suavidad y firmeza como si estuvieras reventando una espinilla, para que toda la suciedad acumulada, salga a través del ano.
 Es desagradable pero imprescindible.

Puedes repetir esta acción cada vez que bañes a tu chihuahua, así, esta practica formará parte del "ritual del baño" y no te olvidarás.


IMAGEN: 

Vaciado de las glandulas anales en el chihuahua.

                                                                               

 

Vaciar las glándulas anales a tu chihuahua.

Villa del Rey

Compartir


Volver

Cachorros

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.